viernes, 24 de mayo de 2013

Confesión 3: La historia de por qué yo lo prefiero por atrás...

Hay muchas partes del cuerpo que las prendas tratan de resaltar y lo logran sobre todo gracias a los escotes. La mayoría de las personas los relaciona  solo con los de la parte del busto. Sin embargo, hay uno, para mí el más exquisito, que es el  escote de la espalda...


Sé que muchos pensarán: "Obvio, pues, no tienes nada que mostrar por adelante, lógico lo vas a preferir por atrás"... pero creo que con ideas como estas las personas olvidan (lo cual es muy común) que la moda no es para sacar "nuestros mejores atributos" ni para hacernos más "bonitos"... Eso puede ser muchas veces lo que buscamos, no necesariamente lo que logramos, porque pensamos en lo bello siempre a través de patrones que repetimos una y otra vez para no perder, cuando muchas veces nuestra belleza se resalta justamente porque escapamos de lo convencional, porque arriesgamos. Mi experiencia con la moda es esa: he necesitado una y otra vez salir del molde para encontrar lo que realmente quiero comunicar. La moda, quieran o no, expresa, sugiere... y, para ser honestos, prefiero sugerir con la espalda. Esta es una de mis salidas del molde favorita; por eso quise hablar ahora de ella, ya que estamos en confesiones.

 


Tal vez pueden preguntarse por qué he elegido el escote de atrás y responder esto es bien simple: es el más sugerente, pero sobre todo  muestra a la persona en su estado vulnerable.  Uno siempre sabe cómo es y cómo está por adelante, nos conocemos de memoria,  pero mostrar la espalda significa dejar que vean lo que tú no has podido ni puedes ver (ni tocar ni sentir completamente). La espalda es la parte más enigmática de nuestro cuerpo, no sabemos realmente cómo es, al menos no a través de nuestros ojos... ¿soy la única que lo ve de esta manera?... Por eso es que cuando una persona descubre su espalda siento que está venciendo la obsesión por el control de su imagen y de su corporalidad.



Obviamente, esta predilección por la espalda proviene de algún lado: de la danza. Desde que recuerdo,  he sentido  una enorme atracción hacia los escotes de los bailarines, especialmente los de ballet.  Gracias a ellos  podía ver sus omóplatos abrirse y cerrarse como si diesen un fuerte respiro... ver la intensidad de los movimientos de sus músculos  generaba y seguirá generando emociones indescriptibles en mí.  Por ello, durante los años que bailé empezó otra de mis obsesiones con la ropa:  mallas y  bodies con bellísimos escotes que muy pocas veces me he atrevido a usar, justamente porque vencer el temor de descubrir la espalda no ha sido fácil para mí, supongo que debe ser parte de mi terapia de descontrol.   



Hay un último motivo por el cual me encantan tanto los escotes de la espalda: sientes que no has visto suficientes. Llevo años viendo cientos de prendas con escote y es increíble tener conciencia de las distintas propuestas de ellos: pueden ser profundos, pequeños, en V, redondos, cuadrados,  con hombros cubiertos, con tirantes, cubiertos con encajes (me siento como Bubba de Forrest Gump)... Y siempre vas a encontrar uno que te parece más interesante que los anteriores.   
 
 
 
 
En algún momento sé que leerán esto y no los convenceré... pero dicen que una imagen vale más que mil palabras. ¿Qué les parece un 3 al hilo?





La próxima vez,  en lugar de voltear rápidamente, deja que vean tu lado vulnerable, descontrólate un poco... y vence ese miedo de ver tu espalda a través de los ojos del otro...



5 comentarios:

  1. Genial! Nunca me había puesto a pensar en los escotes de la espalda... y menos en la mía. Está muy bueno!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Anraqasa! Pobre la espalda, nunca pensamos en ella porque nunca la vemos... Mostrar la espalda espero que sea tu próximo pendiente de la moda. Pruébalo!

    ResponderEliminar
  3. Clau q éxito este post! Like like Maca :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Maca!!! Muchas gracias, qué linda! Qué bueno que te haya gustado, amiga =D
      Lo escribí para que recordemos que tenemos una parte muy interesante en nuestro cuerpo ;)

      Eliminar